Los investigadores se han centrado en dos terapias: la convencional y la terapia multimodal cognitiva. Según señala la publicación, entre un 5 y un 10% de la población en edad escolar de Alemania se ausenta del colegio sin ninguna excusa más de 5 veces al año. Cuando el absentismo va acompañado de síntomas psiquiátricos se denomina conducta de evitación del colegio o fobia escolar.

La investigación ha analizado a 112 menores clasificados en dos grupos de estudio. El primero de ellos recibió un tratamiento multimodal cognitivo mientras que al segundo se le indicó una terapia tradicional dentro del sistema de salud mental. Los investigadores tuvieron en cuenta, el porcentaje de clases a las que asistieron (antes y después de la intervención terapéutica) y los síntomas de ansiedad y depresión. Además, se valoró la autoeficacia y la calidad de la vida familiar de los menores.

En ambas modalidades de tratamiento, el porcentaje de la asistencia regular al colegio alcanzó cerca del 60% en seis meses, independientemente del tipo de intervención. El estudio concluye que la terapia multimodal no reporta grandes beneficios en relación con la terapia convencional en este tipo de pacientes.