Según informa el centro en una nota, dicho programa es un conjunto de actividades diseñado en torno a las mencionadas bicicletas por un preparador físico especializado, que ha tenido en cuenta el perfil de cada paciente. Se trata de una actividad voluntaria que se realiza en una sala habilitada bajo la supervisión del personal de enfermería.

Con Pedalea, se busca ayudar a la reorganización de rutinas y normalización de actividades de la vida cotidiana en los pacientes, que ganan en motivación. La actividad ayuda también a tomar conciencia sobre las capacidades y limitaciones de uno mismo y realizar un buen ajuste de expectativas, además de mejorar el bienestar físico de las personas y controlar el peso.

Igualmente, el programa mejora la capacidad de planificación de una actividad concreta, asumiendo un compromiso y adquiriendo una responsabilidad, ya que el paciente que quiera realizar la actividad debe inscribirse previamente y seguir unos requisitos de vestimenta y estado físico y psíquico.

El 75% de los pacientes ingresados y aptos para realizar esta actividad se han animado a hacerlo, lo que ratifica el éxito de esta iniciativa que mejoran y humanizan la estancia hospitalaria, según el hospital, que tiene también talleres de musicoterapia, pintura, psicoeducación, relajación, arteterapia, etc.