El tratamiento utiliza técnicas de mindfulness, basadas en la atención plena en las mismas emociones, sensaciones y pensamientos. La realidad virtual permite a los profesionales utilizar entornos hiperrealistas para favorecer la concentración de los pacientes. En un primer ensayo participan 90 personas adultas, que se someterán a 6 sesiones para ser tratados sin fármacos.  

El objetivo final es reducir el tiempo de tratamiento y conseguir los mismos resultados que con el tratamiento farmacológico. El instituto Karolinska de Suecia colabora en el proyecto, que se puso en marcha el mes de septiembre.La combinación del mindfulness y la realidad virtual ya se ha utilizado “con éxito en pacientes individuales”, como ha explicado el jefe del servicio, Josep Antoni Ramos-Quiroga.

 La realidad virtual es una tecnología con más de 20 años de investigación médica y práctica clínica que actualmente se aplica en trastornos de ansiedad, disminución del dolor en enfermos de cáncer, ansiedad generalizada y tratamiento de miedos y fobias, entre otros. En el Estado ya se ha tratado satisfactoriamente a más de 1.000 pacientes.  El Servicio de Psiquiatría Vall d’Hebron es conocido por su trabajo en el campo del TDAH en el ámbito internacional.

Este proyecto sigue la línea de investigación utilizada por los investigadores del Grupo de Psiquiatría, Adicciones y Salud Mental del VHIR, que analizaron la utilidad del tratamiento psicológico en grupo en el TDAH. El estudio, publicado el año pasado por el Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, consiguió reducir la falta de atención e incrementar el control de la impulsividad mediante la terapia cognitiva conductual en grupo.