La revisión publicada por Evalmed ha partido de 3 estudios. El primero de ellos fue realizado en 1982 por Kane y col. y en él se comprobaba la eficacia de la discontinuación guiada de antipsicóticos en pacientes con esquizofrenia. Los resultados mostraron que el 41% de los pacientes con un primer episodio psicótico presentaron una recaída tras retirarse el tratamiento durante un periodo de un año.

La segunda investigación se llevó a cabo en 1986 por Crow y col. Los autores de este estudio analizaron una muestra de 120 pacientes con un primer episodio de esquizofrenia y comprobaron que, la tasa de recaída tras un periodo de 2 años fue del 62% en el grupo de placebo en el que se había procedido a la discontinuación guiada de antipsicóticos, frente al 46% en el grupo de medicación activa.

El tercero de los estudios, liderado por Gitlin en 2001, confirmó que, tras la discontinuación guiada de antipsicóticos, solo el 22% de los pacientes se mantuvieron durante un año sin recaída, y que, a los 2 años, el 96% de los pacientes había experimentado una exacerbación o recaída. Con estos resultados, señala Evalmed, lo más prudente es desaconsejar la retirada de antipsicóticos en pacientes con esquizofrenia de inicio reciente.

Remisión de síntomas a los 6 meses

No obstante, los autores de esta revisión han querido profundizar y evaluar la efectividad de la discontinuación guiada de antipsicóticos en pacientes con una remisión de síntomas 6 meses después de haber sido tratados con medicación a consecuencia de un primer brote psicótico. Para ello llevaron a cabo un estudio controlado y aleatorizado entre pacientes con un primer diagnóstico de esquizofrenia de entre 18 y 45 años.

Tras un periodo de seguimiento de 18 meses, los autores detectaron que el 53,85% de los pacientes en discontinuación guiada de antipsicóticos iniciaron el abandono del fármaco, frente al 7,94% del grupo de mantenimiento. En cuanto a la reiniciación del fármaco por recaída, los resultados mostraron que un 24,62% de los pacientes del grupo de discontinuación lo reiniciaron, frente al 3,17% del grupo de mantenimiento.

La tasa de recaídas, señala Evalmed, fue significativamente mayor en el grupo de discontinuación guiada de antipsicóticos, con un 43%, que en el grupo de mantenimiento que alcanzó el 21%. Sin embargo, los resultados del estudio a 7 años no mostraron diferencia significativa entre el grupo de discontinuación guiada y el grupo de mantenimiento.

Los autores concluyen que, una vez superada la fase de los 3 primeros años, la discontinuación guiada de antipsicóticos ofrece mayores tasas de recuperación, con unas tasas de recaída similares a las de mantenimiento de medicación en dosis bajas.