Yuri Cutipé, director de Salud Mental del Ministerio de Salud, quiso dar su opinión a este medio de comunicación y declaró que los problemas de aprendizaje o el déficit de atención “son reflejos de problemas emocionales”, y la depresión “se asocia al maltrato en sus casas” o al acoso escolar.

Según comunicó Cutipé, ya es posible cubrir la demanda existente en estos centros mentales, antes imposible de satisfacer. El 20% del resto de los casos atendidos corresponden a mujeres víctimas de violencia o ancianos que entra e depresión después de un profundo sentimiento de soledad.

En Perú hay 22 centros de salud mental repartidos en las 6 regiones del país: Huancavelica, Arequipa, Moquegua, Trujillo, Chiclayo, Callao y Lima. La OMS considera que el resto de países debería fundar un centro de salud mental por cada 100.000 habitantes. Para llegar a esta cifra, Perú necesita 300 centros mientras que Brasil ya ha cumplido esta meta.