Suelen aparecer en personas que ya tienen otros problemas de salud mental, en individuos con altos nieles de ansiedad, rasgos disfuncionales de personalidad o con síntomas depresivos, dando lugar a lo que se conoce como patología dual. La prevalencia en adultos de la adicción al juego es del 1-2%, mientras que en adolescentes se sitúa entre el 3-8%.

Según los expertos, la modalidad de juego online cumple con todos los requisitos para ser altamente adictiva: la estimulación visual para llamar la atención, disponibilidad y accesibilidad 24 horas, posibilidad de realizar apuestas de baja cuantía y de jugar en solitario y la privacidad.

Las personas adictas al juego online tienen más probabilidades de desarrollar patologías como la fobia social, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), el trastorno obsesivo compulsivo, la personalidad límite y la psicosis, ha detallado Néstor Szerman, presidente de la Fundación Patología Dual.

“Las adicciones comportamentales cada vez son más frecuentes en los jóvenes con TDAH”, ha remarcado Francisco Ferre, jefe de Servicio de Psiquiatría B. del Hospital Gregorio Marañón y miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD).

En relación con las nuevas tecnologías, la adicción a los teléfonos móviles es cada vez más frecuente, especialmente entre la población joven. Así, la SEPD afirma que en España esta adicción afecta a un 9% de los usuarios. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística correspondientes al año 2014, un 63,5% de los niños en España de 10 a 15 años tienen móvil. Las cifras de adicción al móvil de niños y adolescentes en nuestro país varían según los estudios entre el 4 y el 10%.