El autismo afecta casi al 1% de la población mundial, según los datos facilitados por las fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia, durante el acto inaugural del IV Congreso Estatal sobre Alteraciones de la Conducta. El congreso, se ha celebrado en el Teatro Kursaal de Manresa (Barcelona) bajo el nombre "Conducta y autismo". Se trata de una iniciativa de las 2 organizaciones, referentes en España en lo que respecta al abordaje de la discapacidad intelectual y las enfermedades mentales.

El congreso pone su foco en el autismo y ha concentrado a un total de 630 personas llegadas desde diversos puntos del país, según indican los organizadores. El evento cuenta con ponentes de renombre internacional como el psicólogo Steve Goodman, el psiquiatra Andrew Isaac, el neuropsicólogo Bo Hejlskov o la psiquiatra Mireia Hervàs. Los organizadores indican que el número de participantes ha superado las previsiones y pone de manifiesto el interés que suscita el autismo y la discapacidad intelectual entre la comunidad educativa, los profesionales y las mismas familias.

La inauguración ha contado con la presencia del presidente de la Asociación Europea de Salud Mental en la Discapacidad, Roger Banks, la regidora de Cohesión Social, Tercera Edad y Salud del Ayuntamiento de Manresa, Mercè Rosich; el director general de Althaia, Manel Jovells y el director general de Ampans, Toni Espinal, entre otras personalidades.

Por autismo se entiende un trastorno neurobiológico del desarrollo que se manifiesta durante los 3 primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital. Algunos efectos de esta enfermedad en el individuo se traducen en deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social, además de padecer patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.