El síndrome metabólico en el anciano puede hacerle más resistente al tratamiento antidepresivo. Así lo revela un estudio publicado en Journal of the American Geriatrics Society en el que los investigadores han analizado si el síndrome metabólico en ancianos deprimidos puede modificar la respuesta al tratamiento.

La investigación ha estado liderada por la School of Medicine Washington University y la Universidad de Pittsburgh de Estados Unidos y la Universidad de Toronto (Canadá). Tal y como destacan los autores, las personas mayores que sufren depresión están en mayor riesgo de tener problemas para pensar y tomar decisiones.

Tratamiento con venlafaxina

Estos pacientes, detalla el estudio, son más propensos a tener problemas para realizar sus actividades diarias y para gestionar su cuidado personal. Estos problemas pueden llevar a una peor salud en general y a un mayor riesgo de muerte en comparación con los ancianos que no están deprimidos.

El estudio sobre los efectos del síndrome metabólico en el anciano que recibe un tratamiento antidepresivo evaluó a 60 pacientes en esta situación. Los pacientes ancianos recibían un tratamiento antidepresivo con venlafaxina. Transcurridas 6 semanas, explica el estudio, la dosis del antidepresivo se aumentaba si los puntajes de depresión aun eran altos. Cada 2 semanas se revisaba a los pacientes y se evaluaba la respuesta al tratamiento después de 12 semanas.

Los resultados indicaron que los ancianos con síndrome metabólico registraban un proceso depresivo más largo, sus síntomas al inicio eran más severos y tardaron más tiempo en responder a la terapia antidepresiva. Con estos hallazgos concluyen que los ancianos con síndrome metabólico deben considerarse un grupo a tener en cuenta a la hora de detectar y tratar una depresión.