La depresión es uno de los factores de riesgo más importantes en los casos de intentos de suicidio, según ha destacado José María Galletero, director médico de Avances Médicos, centro especializado en psiquiatría y psicología del grupo IMQ. “En España se produce un suicidio consumado cada 4 días y 3 intentos al día”, ha señalado.

Los intentos de suicidio suponen una tercera parte de la actividad diaria en el área de hospitalización de este centro. “Uno de los motivos por los que se ingresa a una persona dentro de un Servicio de Psiquiatría es porque ha habido un intento de suicidio. Nuestro reto es estar con el paciente y tratar de conectarlo con la vida”, ha añadido el especialista.

Para evitar los intentos de suicidio es imprescindible tratar de identificar y prevenir estas conductas. En este sentido, la unidad especializada del IMQ insiste en la importancia de acudir a los profesionales de salud mental ante cualquier indicio. “La depresión es un elemento que hay que considerar a la hora de prevenir estas conductas suicidas. Una depresión bien tratada evita suicidios”, ha explicado Galletero.

El especialista señala que no deben pasarse por alto frases como “quiero quitarme del medio” o “algún día voy a desaparecer”. “Hay una idea muy extendida”, ha subrayado, “de que el que dice que lo va a hacer no lo hace. No es cierto, porque más de la mitad de las personas que intentan suicidarse o aquellas que lo consuman ya habían hecho alguna mención a la familia o amigos”.

Empatizar con el paciente y conectar con él es fundamental para evitar los intentos de suicidio. “Tenemos que conectar con el paciente y tomarlo muy en serio. Muchas veces el paciente que ha intentado suicidarse genera rechazo y hay que mostrar comprensión; la empatía es fundamental”, ha concluido.