La Universidad de Zaragoza y el Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón demuestran que España es uno de los países europeos más avanzados en Psiquiatría.

La Universidad de Zaragoza y el Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón demuestran que España es uno de los países europeos más avanzados en Psiquiatría. Estos organismos han llevado a cabo una investigación que posiciona las Unidades de Psiquiatría Psicosomática y de Enlace (UPPE) de España, como las mejores.

Los datos muestran que prácticamente los 112 hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS) realizan actividades clínicas que pertenecen a la especialidad de Psiquiatría. Dentro de esta cifra, 66 de ellos, es decir, el 58,9% tiene una unidad específica que cumple los criterios de inclusión.  Estos datos han sido recogidos por responsables de cada comunidad autónoma.

Las UPPE diagnostican y tratan los problemas mentales de los pacientes hospitalizados en plantas médico-quirúrgicas de hospitales generales. Además, se ha demostrado que existen importantes conexiones entre la UPPE y Atención Primaria. Esto se debe a que un tercio de los pacientes de este departamento o medico quirúrgicos presentan problemas mentales clínicamente significativos y con distintos grados de intensidad. Por lo tanto, estos trastornos complican el curso de la enfermedad corporal y empeoran el diagnóstico.

Programas de cooperación

Esta investigación también ha demostrado que el 83,3% de los hospitales con UPPE cuentan con programas de cooperación con servicios médico-quirúrgicos. El objetivo de estos programas son la inclusión de los profesionales de Psiquiatría en los equipos del servicio médico-quirúrgico. Esta cooperación favorece la coordinación y enfoque de una medicina integral. Además, permite la formación de todos los profesionales en aspectos psiquiátricos y psicológicos, que pueden ser fundamentales para tratar a sus pacientes.

Estos programas de enlace o cooperación abarcan un amplio número de especialidades en España que pertenecen a departamentos médico-quirúrgicos. Las áreas médico-quirúrgicas más comunes se sitúan en los servicios de oncología, unidades de cirugía bariátrica, es decir, obesidad mórbida; y servicios de neurología.