Para estudiar los beneficios del uso de cariprazina y risperidona se han comparado las puntaciones obtenidas por los pacientes de esquizofrenia tratados con ambas terapias, utilizando la escala de síndromes positivo y negativo para esquizofrenia (Panss, por sus siglas en inglés).

En este ensayo se incluyó a pacientes de 18 y 65 años con un diagnóstico de esquizofrenia que presentaban síntomas negativos predominantes durante al menos 6 meses. Los participantes tenían una puntuación mayor o igual a 24 en la escala Panss y una puntuación mayor o igual a 4 en al menos 2 de los 3 ítems negativos básicos (embotamiento afectivo, retracción social, apatía pasiva, falta de espontaneidad y fluidez de la conversación).

Los resultados de la revisión de Evalmed muestran que hubo una diferencia estadísticamente significativa en cuanto a la reducción del 30% de la puntuación de la escala Panns en 26 semanas en aquellos pacientes que habían sido tratados con cariprazina. Durante las 26 semanas de seguimiento no se registraron muertes atribuibles a los fármacos, apunta Evalmed.

Tal y como apuntan los autores del ensayo sobre el uso de cariprazina y risperidona, los cambios en la Panss fueron de -8,6 puntos en el grupo de cariprazina y de -7,1 puntos en el grupo de risperidona. Al comparar ambos cambios en la puntuación, se encuentra una diferencia estadísticamente significativa a favor de cariprazina de -1,48 (-2,38 a -0,57) puntos.

Pese a que el estudio ha mostrado que cariprazina es una opción de segunda línea cuando risperidona no alcanza una mejora clínicamente relevante, el reducido tamaño de la muestra, el corto tiempo de seguimiento como para evaluar la eficacia y los efectos adversos a medio y largo plazo, no permiten hacer recomendaciones Grade para perfiles de pacientes más amplios, complejos y polimedicados, ni para periodos mayores de 6 meses.