Según recoge en una nota de prensa la Consejería de Sanidad, concienciar sobre el suicidio es un problema global que va más allá de la atención en el ámbito sanitario. En opinión de la consejería, es necesario implementar estrategias en otros ámbitos como el educativo y el social. El Plan de Prevención del Suicidio de Galicia incluye 7 líneas estratégicas y 37 medidas de actuación.

Una de las medidas que propone la consejería es crear una comisión interdepartamental entre los diferentes sectores de la sociedad centrados en la prevención del suicidio. El objetivo de este órgano es supervisar y aprobar la elaboración de protocolos e instrumentos de coordinación entre el sistema sanitario, el educativo, el social y la administración de justicia.

Otra de las iniciativas contempladas en el Plan de Prevención del Suicidio de Galicia es la necesidad de mejorar aspectos relativos a la comunicación de eventos relacionados con el suicidio tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales. Desde la consejería proponen colaborar con los colegios profesionales de periodismo y psicología para desarrollar una guía de estilo.

Código en la historia clínica

Sanidad propone crear o establecer un sistema de codificación en la historia clínica que permita facilitar el seguimiento del paciente que presente una conducta suicida en un momento determinado. La detección de trastornos mentales, especialmente el trastorno depresivo mayor y el abuso del alcohol, podría mejorar significativamente el abordaje del suicidio, según destaca la consejería.

Por otro lado, la administración autonómica considera prioritario la limitación del acceso a medios letales, ya que las acciones de las autoridades públicas al restringir el acceso a los puntos negros de suicidio, controlar la dispensación de medicamentos y controlar el acceso a los plaguicidas son medidas potencialmente eficaces para reducir la incidencia de suicidio.

La formación de los profesionales es otro de los aspectos que pretende promover el Plan de Prevención del Suicidio de Galicia. Tal y como explica la consejería, los agentes de policía local y nacional, los bomberos y otro personal de primera línea de intervención son los primeros en responder ante una emergencia de este tipo, por lo que sus habilidades son fundamentales para determinar el curso y el resultado de estas situaciones.