Los procesos de rehabilitación mental en Aragón recibirán una inversión de 23,2 millones de euros del Gobierno, según asegura el Ejecutivo en una nota de prensa. El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al gasto plurianual del acuerdo de acción concertada para la rehabilitación e inserción psicosocial y laboral de los pacientes con trastorno mental grave.

Este acuerdo para la puesta en marcha de procesos de rehabilitación mental incorpora las líneas estratégicas definidas en el Plan de Salud Mental 2017-2021. Su objetivo, explica el Gobierno, es dotar de procesos de rehabilitación mental a los pacientes con trastornos graves. Dichos programas abordarán aspectos asistenciales, formativos, laborales y familiares.

La inversión se repartirá en 4 anualidades, del 2018 al 2021, siendo cada una de ellas de 5.813.303 euros. El Ejecutivo aragonés estima que entre 150 y 200 personas por cada 100.000 habitantes pueden necesitar alguna de estas intervenciones a lo largo de su vida. Aragón ha diseñado un nuevo modelo asistencial basado en procesos con el que se concertará todo el itinerario global del paciente.

Este modelo cuenta con una aplicación en la que se actualiza todo el proceso rehabilitador, accesible a los profesionales que intervienen con cada paciente, de forma que se facilita la coordinación y la transmisión de información. A partir de este acuerdo se concertarán 194 procesos de rehabilitación mental de alta intensidad terapéutica, 457 de baja intensidad, 139 plazas en pisos supervisados y 45 en residencias de salud mental.