El programa que investiga la resistencia a fármacos en esquizofrénicos es una iniciativa del servicio de psiquiatría de mencionado hospital, quien ha donado una beca para que se trabaje en esto durante 3 años y ha querido mantenerse en un segundo plano de protagonismo. Los especialistas de este servicio esperan poder realizar intervenciones personalizadas y precoces, informa la agencia EFE.

El proyecto realizará 2 intervenciones dependiendo del perfil del paciente:

1. La intervención individual y psicológica seguirá los principios de la psicología conductual. Esta intervención regulará las emociones adaptadas a la esquizofrenia, aumentando la tolerancia a aquellas emociones que sean más fuertes e intensas, e intentará cambiar las estrategias desadaptativas de afrontamiento.

2. La intervención familiar se basa en la terapia sistémica con familiares y aplica la terapia grupal para ampliar conocimientos sobre la enfermedad y cómo vivir con ella.

Este programa sobre la resistencia a fármacos en esquizofrénicos facilitará analizar los indicadores clínicos y neurobiológicos que distinguen aquellos pacientes que responden al tratamiento con clozapina y los que son resistentes al mismo, según informan desde el hospital. Los candidatos a este programa son adultos esquizofrénicos de 18 a 55.

"A pesar de ser una realidad a la que se enfrentan diariamente los profesionales de salud mental de todo el mundo, no hay estudios que nos permitan diferenciar claramente entre los pacientes que responden y los que no a la clozapina. Entender esta realidad sería el primer paso para optimizar el tratamiento de estos pacientes", explicaron los responsables.

La resistencia a fármacos en esquizofrénicos se ha establecido en un 30%. Este porcentaje sufre delirios y alucinaciones, lo que implica sufrimiento para el paciente y sus familiares, además de un importante gasto económico, según declaraciones de los responsables del hospital catalán.