El estudio señala también que otros antipsicóticos tienen un efecto perjudicial sobre la autolesión, en comparación con la clozapina. "El hallazgo de que los pacientes resistentes a tratamiento sin clozapina tuviera tasas más altas de autolesión y muerte que los tratados con clozapina, confirma una investigación previa y no sorprende", expresó Theresa Wimberley, investigadora del estudio.

"No obstante, por primera vez encontramos una tasa elevada de autolesión en usuarios de antipsicóticos diferentes a la clozapina, así como un incremento en el riesgo de muerte después de suspender la clozapina;  esto necesita más atención en investigación futura", indica la doctora.

La esquizofrenia se asocia a "una tasa excesiva de mortalidad temprana", tanto por causas naturales como no naturales, destacan los autores. Una investigación previa demostró tasas de mortalidad más bajas de entre usuarios de clozapina que entre usuarios de otros fármacos antipsicóticos, así como entre pacientes que no habían recibido medicamento antipsicótico. Sin embargo, estos hallazgos no fueron congruentes en todos los estudios.

Los autores escriben que estudios observacionales previos han incluido a individuos con esquizofrenia o trastornos del espectro de la esquizofrenia que no fueron elegibles para recibir clozapina, "lo que generó un problema de confusión por la indicación, debido a que no fue posible distinguir si el efecto sobre la mortalidad se debió al tratamiento con clozapina, o a la esquizofrenia resistente a tratamiento en general", señalan los autores.

"Varios estudios han demostrado el efecto beneficioso de la clozapina con respecto a la prevención del suicidio y la mortalidad temprana, pero en los últimos años ha existido controversia en la literatura sobre la superioridad de la clozapina, lo cual puede dar lugar a confusión entre psiquiatras y pacientes, por lo que se requiere más investigación", señala Wimberley.