Los médicos rurales de Iraq están expuestos a una serie de estresores que pueden aumentar el riesgo de que sufran depresión. Un estudio publicado en Journal of Occupational Medicine ha analizado los riesgos y factores que ponen en peligro la salud mental de los profesionales de la Medicina que ejercen en zonas remotas en Iraq con el objetivo de explorar sus experiencias.

Para conocer el impacto de factores estresores en la salud mental de los médicos rurales de Iraq, los investigadores de la Universidad de Londres realizaron entrevistas semiestructuradas para posteriormente explorar los datos obtenidos utilizando el análisis fenomenológico interpretativo, según recoge el estudio.

Los autores del estudio observaron 3 factores principales que podrían incidir en la salud mental de los médicos rurales de Iraq:

  1. La experiencia de trabajar en un área remota.
  2. El choque cultural.
  3. El apoyo social.

Los responsables del estudio identificaron como factores estresantes en los médicos rurales de Iraq la soledad y el aburrimiento, asociados, principalmente al hecho de trabajar en una zona alejada. Por otro lado, observaron la pérdida de identidad profesional relacionada con el rol profesional, según afirman en el estudio.

Los resultados mostraron síntomas depresivos sustanciales e identificaron la práctica de estrategias de afrontamiento positivas entre los médicos rurales de Iraq consistentes en la participación en foros de mensajería instantánea para charlar con médicos en su misma situación.

La investigación concluye que los médicos rurales de Iraq experimentan una serie de estresores particulares que podrían ponerlos en riesgo de depresión. Los autores proponen soporte social virtual como una medida para afrontar este problema y hacen un llamamiento a las empresas para que tengan en cuenta estos resultados a la hora de emplear a médicos rurales