La esquizofrenia se diagnostica antes de los 30 años en un 90% de las situaciones, según aseguró Celso Arango, presidente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología. Esta detección temprana es imprescindible para prevenir la enfermedad, tal y como se informa desde la agencia EFE. Arango aprovechó la VI Jornada Nacional de Esquizofrenia, un acto que reunió a más de 200 profesionales en Palencia, para analizar estudios recientes de investigación, clasificación y tratamiento de una enfermedad psiquiátrica que afecta a medio millón de personas en la actualidad, razón que hace de la esquizofrenia la patología más extendida en España.

"La esquizofrenia no es una enfermedad sino un síndrome complejo que se produce por diferentes causas, algunas genéticas, otras ambientales y muchas tienen que ver con la interacción de la genética y el ambiente", puntualizó Arango.

Los factores de riesgos más destacados de la esquizofrenia son:

  1. Tener un familiar directo (madre o madre) con esquizofrenia. Si ambos progenitores son esquizofrénicos, las posibilidades son de un 40%, y si solo es uno, son del 10%.
  2. El estilo de vida. Aquí matizó que las personas que viven en el campo tienen menos posibilidades de sufrir esquizofrenia que los que viven en ciudades. Las mujeres, por su parte, tienen menos riesgo que los varones.
  3. Consumir cannabis incrementa las posibilidades un 6%, aunque habría que matizar la cantidad y calidad del consumo.
  4. Si un niño sufre acoso escolar en la infancia (antes de los 12 años), las posibilidades de ser esquizofrénico se multiplican un 2,5% cuando sea mayor, si es maltratado, un 3% y si se dan ambas cosas, el riesgo se multiplica por 5,5%.