Según informa la agencia EFE, el Hospital del Mar ha presentado el informe de los 100 primeros pacientes de esta unidad, que se creó como una solución innovadora para tratar el trastorno mental severo y proporcionar en el domicilio niveles de diagnóstico y tratamiento similares a los dispensados en una unidad cerrada de hospitalización de agudos.

Luis Miguel Martín, responsable de Atención Comunitaria y Programas Especiales del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar, ha señalado que esta unidad es un recurso intermedio más conservador que la hospitalización aguda y más intensivo que la atención en un Centro de Salud Mental de Adultos.

La Unidad de Hospitalización Domiciliaria es una alternativa a la hospitalización convencional que atiende en el domicilio a pacientes con trastorno mental severo, descompensados o en vías de descompensación, mediante un programa intensivo y protocolizado. Durante su primer año de funcionamiento, la unidad ha permitido acortar el tiempo de ingreso en la unidad de agudos.

“Este nuevo dispositivo permite el tratamiento en el domicilio a aquellos pacientes que no pueden desplazarse a la Unidad de Hospitalización de Agudos, mejora la continuidad asistencial entre la red hospitalaria y comunitaria, y minimiza el impacto del estigma”, subraya el doctor Martín.

Los objetivos de una unidad de hospitalización domiciliaria son estabilizar al paciente de su descompensación aguda, empleando los recursos familiares y del entorno; evitar el consumo de recursos hospitalarios y reducir el estigma que supone para determinados pacientes y familiares una unidad cerrada de hospitalización de agudos.

En cuanto a su funcionamiento, existe el compromiso de atención en domicilio por parte del equipo en un plazo menor a 48 horas en días laborables. El seguimiento del paciente se realiza según las necesidades de cada caso y puede ir desde visitas diarias hasta un máximo de una cada 3 días. A las visitas acude una enfermera y el psiquiatra si se considera necesario. Además, el equipo contacta con Atención Primaria para valorar problemas orgánicos o sociales que puedan surgir en el proceso.