“Muchos santos medievales ayunaron hasta la muerte. El más famoso de ellos era Santa Cristina de Siena. Quisimos examinar si la religiosidad está asociada a un riesgo más alto de la anorexia nerviosa en mujeres modernas.” dice al profesor adjunto Ana Keski-Rahkonen de la Universidad de Helsinki, Finlandia, que dirigió el reciente estudio.

El trabajo es el primer estudio que examina la conexión potencial entre la religiosidad y la anorexia nerviosa en una configuración a escala nacional. Los investigadores de la Universidad de Helsinki siguieron a casi 3.000 mujeres de las cohortes gemelas finlandesas desde los 16 años hasta mediados de los 20.

“Encontramos que la religiosidad no parece ser un factor central en el revelado de la anorexia nerviosa en Finlandia, un país cristiano altamente secularizado. Hemos comprobado que incluso en el seno de una familia muy religiosa, las jóvenes no tenían mayores posibilidades de sufrir este síndrome” dijo Pyry Sipilä, autor y analista de los datos del trabajo.

Sin embargo, los investigadores señalan que se debería repetir el estudio en otras zonas donde haya mayor religiosidad extrema, algo raro en Finlandia. “Idealmente, el estudio se debe relanzar en un país donde sea muy común el ayuno durante festivales religiosos”, señalan los autores.