Los especialistas que asistieron a la pasada jornada de patología de la piel, organizada por la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFiC), manifestaron estar de acuerdo en que gran parte de las consultas dermatológicas se vinculan emociones. A esta jornada asistieron 300 médicos, aproximadamente.

Los dermatólogos han querido hacer especial hincapié en lo que le sucede a un paciente y cómo le afecta a la piel. Esto ha dado lugar a la psicodermatología, una nueva especialidad tanto en la Psiquiatría como en la Dermatología. Según los expertos, la piel es el órgano más grande del cuerpo humano y pesa 4 kilos, aproximadamente.

Los especialistas que creen que las consultas dermatológicas se unen a emociones coinciden en la necesidad de profundizar en la perspectiva biopsicosocial. Esto es posible estableciendo una conexión entre los médicos de familia, los dermatólogos y los psiquiatras, que beneficiaría al paciente.

Tras investigaciones llevadas a cabo en Europa y Estados Unidos, se observó que el estrés liberaba neurotransmisores que modificaban la producción de hormonas. A este respecto, la dermatóloga María José Tribó comentó que la ansiedad era consecuencia de ciertas enfermedades de la piel, y que el estado de ánimo afectaba mucho a esta.

"La piel puede ser circunstancialmente un indicador visible del estado anímico de una persona. Por ejemplo, la cara se ruboriza por vergüenza, gozo o estrés y sufre palidez con la ira o el pánico", ejemplificó.

Tribó insistió en la importancia de dar pautas al facultativo (psiquiatra, médico de familia o dermatólogo) para reconocer la relación entre el problema dermatológico y el emocional. Las consultas dermatológicas asociadas a factores emocionales más comunes se clasificaban en 3 puntos, según declaró la agencia EFE:

1. Síndromes psiquiátricos: fobias, delirios, alteraciones autoinfligidas.

2. Afecciones cutáneas con incidencia psicoemocional: trastornos obsesivos-compulsivos y de sensibilidad cutánea.

3. Afecciones dermatológicas debidas al estrés: acné, psoriasis, dermatitis atópica o dermatitis seborreica.