El estudio parte de una encuesta a gran escala realizada entre 5.205 personas con esquizofrenia/psicosis y sus allegados. Este trastorno psiquiátrico afecta a 400.000 personas en España y a cerca del 1% de la población adulta en Europa, lo cual indica que, por cada paciente con diabetes tipo I, hay 4 con esquizofrenia.

La encuesta también pone de manifiesto que 1 de cada 3 encuestados no se siente aceptado en el momento en que se manifiesta la patología por primera vez. Según los resultados, las mujeres tienen un mayor grado de aceptación y compresión por su entorno: un 68% frente a un 65%. Los encuestados de entre 25-28 años y de 36-45 años son los que admiten un menor grado de aceptación en el momento en el que se diagnosticó la enfermedad.  

En relación al sentimiento de libertad a la hora de tomar decisiones, el 45% de los encuestados reconoce no tener libertad suficiente. Celso Arango López, Jefe de Servicio de Psiquiatría del Niño y del Adolescente del Hospital Gregorio Marañón y Director Científico de Cibersam, ha explicado que “este resultado pone de manifiesto la necesidad de una mayor formación para los profesionales en un modelo colaborativo basado en la toma de decisiones compartido y fomentar que la persona con esquizofrenia, en la medida de lo posible, sea capaz de hacer las cosas por sí misma”.

La encuesta destaca, además, que las personas usuarias de asociaciones y de recursos públicos de rehabilitación psicosocial son las que han registrado mejores resultados en áreas tan importantes como la aceptación en su entorno y la valoración del estado subjetivo. En el caso de las asociaciones, un 68% de los encuestados se sintieron comprendidos en el momento del diagnóstico, frente a un 50% de hospitales.