Se analizaron 19 estudios. En 7 de ellos se comparó el uso de antipsicóticos con el placebo y con la ausencia de tratamiento en pacientes intervenidos quirúrgicamente pero no se halló ningún efecto significativo en relación a la incidencia del delirio. Teniendo en cuenta los datos extraídos de los 19 estudios, los investigadores confirman que el uso de antipsicóticos no produce cambios en la duración del delirio.

Tal y como explica una revisión publicada en la Biblioteca Cochrane, el delirio es una enfermedad frecuente y grave en los pacientes ingresados en el hospital, que puede provocar el desarrollo de otras complicaciones. Entre los factores que favorecen su aparición se encuentra la infección, la deshidratación y ciertos fármacos, por lo que las medidas para prevenir el delirio deben ir dirigidas a evitar estos factores, señala Cochrane.

La revisión de la Biblioteca Cochrane también incide en la ineficacia de los antipsicóticos para prevenir y tratar el delirio. Sin embargo, subraya que la monitorización de la profundidad de la anestesia general sí puede ser útil para prevenir el delirio en el postoperatorio.