Los resultados, publicados en American Journal of Psychiatry, mostraron que la mayoría de los pacientes esquizofrénicos tratados con antipsicóticos registraban una mejoría. Los responsables de la investigación llevaron a cabo una revisión de la investigación básica y clínica realizada sobre los efectos de los antipsicóticos y los cambios cerebrales en estos pacientes.

“Las pruebas de los ensayos clínicos aleatorizados y estudios de neuroimagen sugieren que la mayoría de los pacientes con esquizofrenia obtienen un beneficio del tratamiento antipsicótico, tanto en el inicio de la enfermedad como en el mantenimiento a largo plazo para prevenir la recaída,” ha explicado uno de los autores, el doctor Lieberman.

El estudio afirma, además, que los efectos secundarios de estos fármacos se ven compensados, en gran medida, por sus beneficios terapéuticos. El retraso en el tratamiento con estos fármacos, señala la investigación, se ha asociado a peores resultados a largo plazo. Los investigadores aseguran que no hay evidencia de que el tratamiento con antipsicóticos aumente el riesgo de recaída.

Los investigadores reconocen que, aunque se necesita más investigación para abordar estas cuestiones, la fuerte evidencia de apoyo a los beneficios de los medicamentos antipsicóticos “Debe quedar claro a los pacientes y sus familias, pero al mismo tiempo que debe utilizarse con precaución”, ha concluido Lieberman.