Según ha informado el primer centro citado, en un trabajo inicial publicado en 2014 los científicos analizaron si los probióticos podían tratar síntomas psiquiátricos generales y la función intestinal en personas con esquizofrenia; se detectó una mejora intestinal, pero no se apreció ningún efecto sobre los síntomas psiquiátricos. Por otro lado, en un estudio reciente el equipo observó mayores problemas de memoria en personas con esquizofrenia infectadas por Candida.

En este nuevo trabajo, los investigadores examinaron el impacto del tratamiento probiótico sobre los niveles de anticuerpos de levadura y la relación de la terapia y los niveles de anticuerpos con el malestar intestinal y los síntomas psiquiátricos en pacientes con esquizofrenia. Participaron 56 personas, 19 de las cuales eran mujeres.

Al principio del estudio, se tomó una muestra de sangre de cada paciente y se midió los síntomas de esquizofrenia a través de la escala PANSS (Positive and Negative Syndrome Scale). Durante 2 semanas, todos tomaron una pastilla diaria de placebo; las 14 semanas siguientes, un grupo siguió tomando placebo y otro tomó un probiótico.

Mediante muestras de sangre, los científicos midieron los niveles de anticuerpos a la levadura Saccharomyces cerevisiae, conocida como levadura de cerveza, y a la Candida albicans; ambos tipos de levadura eran elevados. En el caso de los niveles de Candida, disminuyeron en un 43% en los 22 hombres que tomaron probióticos; no ocurrió lo mismo con la levadura de cerveza.

Los mayores niveles de malestar intestinal se dieron en los varones con un positivo por Candida que recibieron placebo. Respecto a los síntomas psiquiátricos, se observaron tendencias hacia la mejora en varones tratados con probióticos no infectados por Candida. De hecho, los resultados sugieren una asociación de seropositividad por Candida con peores síntomas psiquiátricos. Hace falta hacer estudios con una muestra mayor, según los autores.