Los riesgos psicosociales en la empresa siguen sin ser atendidos de forma adecuada según revela un informe realizado por la Agencia Europea para la Salud y Seguridad en el Trabajo (EU-OSHA), del que se hace eco el Consejo General de la Psicología de España. Esta conclusión se ha obtenido de la segunda encuesta europea de empresas sobre riesgos nuevos y emergentes, realizada en 36 países.

El objetivo, explica el colegio en su página web, es proporcionar información comparativa a nivel nacional y europeo sobre las medidas desarrolladas en los lugares de trabajo en Europa para gestionar la salud y la seguridad laboral. Según destaca este organismo europeo, las empresas dedican mayores esfuerzos a las medidas de seguridad, mientras que se presta menos atención a la salud y los riesgos psicosociales en la empresa.

Esta encuesta pone de manifiesto que las empresas y organizaciones ejemplares en buenas prácticas en este campo suelen ser aquellas más grandes y aquellas que son conscientes de la necesidad de abordar tanto los riesgos tradicionales que afectan a la seguridad del trabajador como los riesgos de salud y los riesgos psicosociales.

Incremento de la productividad laboral

Los empresarios reconocen que apuestan por atender los riesgos psicosociales en la empresa porque de esta forma satisfacen a los trabajadores y así mantienen o incrementan su productividad laboral, señala el consejo. Otros motivos son el de cumplir con la normativa legal, evitar multas y mantener una buena reputación de cara al público.

Otros factores que inciden en el establecimiento de buenas prácticas en materia de salud y seguridad laboral son la participación de los trabajadores en actividades de la empresa, el desarrollo de mecanismos de evaluación y gestión del riesgo en el puesto del trabajo y la existencia de un marco regulatorio de salud laboral y seguridad.

El sector económico de la empresa marca las diferencias en la implementación de buenas prácticas. Así, según indica esta encuesta el sector industrial manufacturero y el de bienes de producción son los que deben prestar más atención a la seguridad laboral, mientras que el sector servicios está más implicado hacia la gestión de los riesgos psicosociales en la empresa.

Los responsables del informe concluyen que es necesario realizar más esfuerzos para que la prevención de los riesgos psicosociales en la empresa sea una realidad en todas las organizaciones. Para lograrlo, será necesario aumentar la concienciación de los responsables de las empresas y de los propios trabajadores sobre los beneficios de incorporar este tipo de medidas.