El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha reconocido que este nuevo servicio de salud mental “evitará hospitalizaciones innecesarias”. La unidad estará especializada en la atención a menores que requieran un mayor seguimiento que el que se ofrece en Atención Primaria, pero sin llegar al ingreso.

El gobierno explica que el objetivo de esta unidad es compatibilizar las consultas y los tratamientos con ámbitos del desarrollo evolutivo del menor (entorno familiar, escolar y social) para mejorar su calidad de vida y la de sus familias. En este sentido, el presidente ha explicado que, "en los últimos años, las consultas de salud mental en menores han aumentado (trastornos de comportamiento, bipolaridad, depresión), por lo que hemos decidido orientar los recursos para dar respuesta a esta necesidad".

El jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital San Pedro, Miguel Ángel Ortega, ha informado de que en los últimos años se ha registrado un aumento en los trastornos mentales de la población juvenil de entre 13 y 17 años. El experto subraya que la unidad de salud mental del Centro de Salud Espartero se ha desbordado, con una media de unas 700 consultas nuevas, de las que entre 140 y 160 requieren de una atención intensiva.

Ortega ha agradecido el apoyo del Gobierno de La Rioja para crear esta nueva Unidad, que permitirá "resolver carencias asistenciales, además de evitar la hospitalización de los adolescentes que teníamos en la otra unidad”. El médico subrayó que también se ofrecerá una ayuda y una protección a las familias de los pacientes para que puedan asumir la parte que les corresponde en del tratamiento.