La adicción a la droga está más relacionada con la personalidad que con el sexo, según concluye un estudio realizado por la Universidad de Huelva. Tal y como explica la universidad en una nota de prensa, el sexo de los pacientes no explica por completo el hecho de que se produzca la adicción a la droga.

Sin embargo, determinados aspectos de la personalidad son más prominentes en los hombres consumidores de drogas, como la insensibilidad o la asunción de riesgos. Por su parte, las mujeres puntúan más alto en la evitación del daño y la intimidad. Los investigadores, liderados por el profesor Óscar M. Lozano, consideran que estos resultados cambiarán el abordaje de esta patología.

Los resultados preliminares de este estudio se han presentado en las Jornadas nacionales de patología dual y género, organizadas por la SEPD (Sociedad Española de Patología Dual) y la Fundación de Patología Dual. Estos resultados, asegura la universidad, pueden cambiar el enfoque a la hora de tratar estas enfermedades, poniendo el énfasis en los rasgos de la personalidad más que en los síntomas.

El estudio de la Universidad de Huelva destaca que la combinación de puntuaciones elevadas en estas y otras facetas de la personalidad conforma los trastornos, y por eso puede comprenderse por qué algunos se dan más en mujeres o en hombres. Al examinar el impacto del sexo y el impacto de la personalidad los investigadores detectaron que el sexo no ayudaba a explicar por completo el hecho de que se produzca la adicción a la droga.

La investigación puso de manifiesto que determinados rasgos de la personalidad sí se relacionan con la adicción a la droga. Por ejemplo, la asunción de riesgos es una faceta que está muy relacionada con el consumo de alcohol, la cocaína o el cannabis. Las intervenciones terapéuticas deben ir encaminadas a conseguir recuperar la normalidad de esos rasgos, según señala Lozano.