El plan contra el suicidio está contemplado en la Estrategia Autonómica de Salud Mental 2016-2020, y ha sido presentado por la consejera de Sanidad, Carmen Montón. La política ha destacado que entre las adolescentes de 15 años hay un pico muy importante de tentativas de suicidio, que también existe en el caso de varones de más de 70 años.

“El grupo de mujeres de 15 y 16 años presenta un número de tentativas mucho mayor respecto al de 16-30 años, y respecto a los varones de 70 años, se alcanzan tasas por encima de 30 suicidios por cada 100.000 habitantes en edades avanzadas, por lo que consideramos este plan contra el suicidio como una herramienta vital”, señala Montón.

La consejera describe que el plan contra el suicidio como un antes y un después que pretende visibilizar una realidad, un problema de salud pública de primera magnitud. Montón subraya que la comunidad, donde en 2015 hubo 4.571 tentativas de suicidio y 348 se consumaron, la tasa es de 6,99 casos por cada 100.000 habitantes, por debajo de la media nacional, de 7,76.

Este plan contra el suicidio incorpora también el Plan de Gestión de Riesgo, una herramienta terapéutica de ayuda a personas con conductas suicidas que hará una valoración de los pacientes en riesgo de cometer suicidio. De esta manera, los posibles suicidas recibirían respuesta en un servicio de salud mental en 72 horas.