El sindicato CC. OO. ha explicado en un comunicado que esta trabajadora, responsable del área de admisión de consultas externas del Hospital de Mondragón sufrió una crisis de ansiedad debido a la excesiva carga de trabajo. Este incidente tuvo lugar en septiembre de 2016, según informa EFE.

Según ha destacado el sindicato, el Departamento de Salud Laboral de Osakidetza derivó a la paciente a su médico de Atención Primaria en vez de a la mutua, lo que a juicio de CC. OO. es un intento de ocultar el origen profesional de la crisis de ansiedad. La sentencia, continúa el sindicato, considera como un hecho probado que la trabajadora había comunicado varias veces a sus superiores el exceso de carga de trabajo que soportaba.

La resolución judicial reconoce la crisis de ansiedad como accidente laboral y rechaza las alegaciones hechas tanto por la mutua como por el servicio de salud. La mutua defendía que no se tratara como accidente de trabajo por haber acudido la paciente al médico de Atención Primaria. Por su parte, Osakidetza argumentaba que la carga de trabajo era asumible.