Los síntomas más comunes de la depresión posparto son ansiedad, ataques de pánico, sentimiento de culpa, vergüenza e inutilidad.  Hasta el momento el tratamiento de la depresión posparto se basaba en antidepresivos y psicoterapia. Este, señala Reuters, es el primer tratamiento específico para esta patología.

Tal y como recuerda la Asociación Americana de Psicología, la depresión posparto puede desarrollarse días o meses después de haber dado a luz, y su duración puede extenderse durante semanas e incluso meses si no se trata. Esta patología puede producirse tanto en mujeres que han tenido embarazos sencillos como en aquellas que han pasado por embarazos problemáticos.

Sage Therapeutics Inc llevó a cabo un ensayo clínico en fase II entre 21 pacientes. Los resultados confirmaron que SAGE-547 consiguió reducir de forma significativa los síntomas de la depresión posparto a las 60 horas de haber iniciado el tratamiento, comparándolo con el placebo. Normalmente, los antidepresivos tardan entre 4 y 6 semanas en tener efecto, según ha destacado la investigadora principal, Samantha Meltzer-Brody.

Pese a que los resultados de este estudio son esperanzadores, sus responsables señalan que es necesario replicarlos para confirmar su efectividad y confirmar cuál es la dosis adecuada para inyectar este fármaco. Los investigadores están evaluando, además, el uso de SAGE-547 para remitir el estado de mal epiléptico refractario.

Sage Therapeutics Inc espera alcanzar unas ventas de 610 millones de dólares hasta 2021 y confía en que la versión oral de SAGE-547 pueda estar disponible para su ensayo con humanos a finales de este año.