La depresión es una enfermedad mental crónica ya que entre un 50 y un 60% de las personas que han sufrido un episodio depresivo recaen a los 5 años, informa la agencia EFE. Enric Álvarez, doctor del servicio de Psiquiatría de Hospital Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, ha explicado que “la depresión es la enfermedad que más sufrimiento produce a una persona”.

Es, además, la segunda enfermedad más incapacitante, únicamente superada por la cardiopatía isquémica en relación al grado de discapacidad y gasto social que origina, ha destacado Magalida Gili, decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Islas Baleares. Esto se debe, principalmente, a que es una enfermedad que puede afectar a todos los aspectos de la vida.

Lograr un abordaje integral por parte de administración, profesionales sanitarios, pacientes y sociedad es un paso clave para mejorar esta situación. Los especialistas han destacado la importancia de informar y formar sobre qué es la depresión, e insisten en que estar triste no es sinónimo de depresión. “El miedo a la vida y la incapacidad para sentir placer son 2 de los síntomas más comunes”, ha indicado Enric Álvarez.

La recuperación completa del paciente con depresión es uno de los retos en el tratamiento de esta enfermedad mental, y es que solo un tercio de los pacientes logran que la depresión remita por completo. De los dos tercios que presentan síntomas residuales, un 30% seguirá con el tratamiento de por vida, ha señalado Luis Gutiérrez Rojas, psiquiatra del Complejo Hospitalario de Granada.

Mejorar la adherencia al tratamiento es otro de los objetivos que se marcan los profesionales en el abordaje de la depresión. La relación médico-paciente juega un papel importante en este aspecto porque “una buena relación médico-paciente puede contribuir a mantener el tratamiento a largo plazo”.

En cuanto a los tratamientos, los expertos han señalado la terapia electroconvulsiva como alternativa cuando la terapia farmacológica ha fallado. Asimismo, han defendido el uso de los neuroestimuladores cuando la terapia electroconvulsiva no da resultados.