Según el estudio los trastornos mentales sufridos con más frecuencia en el último año fueron los de ansiedad (17%) y los depresivos (14%), relacionados a adicciones a sustancias. Según los autores, estos resultados son preocupantes, teniendo en cuenta el panorama de los servicios de salud mental actuales.

Los investigadores señalan en el estudio que los métodos de evaluación de trastornos mentales son necesarios, tanto de detección como de diagnóstico, y deben ser capaces de determinar de manera válida y fiable si una persona mayor sufre un trastorno. Este estudio se hizo durante 12 meses para estimar la prevalencia de los trastornos mentales en diferentes países europeos.

En comparación con estudios anteriores, el estudio de los médicos españoles ha encontrado tasas de prevalencia sustancialmente más altas para la mayoría de los trastornos mentales. Estos resultados ponen de relieve la necesidad de mejorar las evaluaciones de diagnóstico adaptadas a la capacidad cognitiva de las personas mayores.

“Hay una necesidad de aumentar la conciencia de los problemas psicosociales en las personas de edad avanzada y para ofrecer servicios de salud mental de alta calidad a estos individuos”, señalan los expertos. El estudio se llama Prevalence of mental disorders in elderly people: the European MentDis_ICF65+ study.