La detección precoz de estos nuevos casos de cáncer de mama en Cartagena ha sido posible gracias a la colaboración y el trabajo conjunto de los diferentes especialistas. El responsable de la unidad de patología mamaria del hospital, Pablo Cañadilla, ha presentado estos datos en la II Jornada Regional de Patología Mamaria.

Tal y como ha subrayado este especialista, “el trabajo multidisciplinar es esencial, además de la coordinación de las unidades de mama con los servicios de anatomía patológica para llegar a detecciones muy tempranas de la enfermedad a través de técnicas mínimamente invasivas”.

Al trabajo de los anatomo patólogos se suma el del equipo de Medicina Nuclear, aclara Cañadilla. El Hospital Santa Lucía cuenta con un mamógrafo en 3 dimensiones con tomosíntesis de última generación que hace posible la localización de tumores no palpables, sin necesidad de otras pruebas complementarias. Por otro lado, el servicio de medicina nuclear es quien aporta información sobre el estadio en el que se encuentra la enfermedad.

El servicio de radioterapia también juega un papel importante en el manejo del cáncer de mama, asegura la agencia EFE. Sus profesionales se encargan del control local de la enfermedad a través de la radioterapia. En la actualidad, este tratamiento se encamina, cada vez más, a actuaciones más específicas con dosis más toleradas por las pacientes.