Profesionales del Hospital de Denia realizan colposuspensión latero-abdominal.

La colposuspensión latero-abdominal es una técnica no invasiva para corregir el prolapso de órganos pélvicos derivado de la debilidad del suelo pélvico. Así lo aseguran desde el Hospital de Denia, cuyos profesionales han presentado dicha técnica en el congreso anual de la Internatinal Continence Society (ICS), que se celebra esta semana en la ciudad sueca de Gotemburgo.

“El objetivo de la colposuspensión latero-abdominal es la corrección del prolapso de los órganos pélvicos femeninos mediante laparoscopia. Para ello se utilizan mallas. Se colocan a través del abdomen. A este se accede mediante una serie de incisiones mínimas”, explica en una nota el jefe de Urología del Hospital de Denia, Roberto Ferrero.

Con esta técnica, se evita el abordaje de la zona posterior de la pelvis femenina. Por lo tanto, se minimiza el riesgo de complicaciones, según los especialistas Rebeca Polo y José Vicente Baldissera. “Los resultados preliminares están siendo satisfactorios para las pacientes y óptimos desde el punto de vista quirúrgico”, destacan los urólogos. Ambos han participado en el congreso junto a Manuel Amat, Francisco Merenciano y el citado Fererro.

También han estado en el congreso el especialista en intervencionismo radiológico Abel Gregorio y la enfermera Cristina Costell. Allí han presentado la comunicación Colposuspensión latero-abdominal: descripción de la técnica, ventajas y resultados preliminaries. Además, la técnica ha recibido un premio en el 53.º Congreso de la Asociación de Urología de la Comunidad Valenciana.

Mejores resultados

De acuerdo con el comunicado, el Servicio de Urología del Hospital de Denia cuenta con una amplia experiencia en este tipo de cirugías. Con la aplicación para corregir los prolapsos de órganos pélvicos de la colposuspensión latero-abdominal, que es mínimamente invasiva, se consiguen mejores resultados. Sobre todo:

  1. Tiempo quirúrgico más corto.
  2. Menor riesgo de complicaciones.
  3. Rápida restitución de la vida cotidiana.