Los autores señalan que la sensibilidad de la ecografía mamaria para detectar la ruptura del implante de silicona en el estudio fue de 81,8% para el lado derecho, 76,3% en el lado izquierdo y 53% para detectar ruptura bilateral. Los médicos señalan que la media de éxito en el diagnóstico se sitúa por encima de los rangos publicados en otros estudios.

El estudio señala que la especificidad estimada en la ecografía mamaria fue de 94,2% en la mama derecha, 94,6% en la izquierda, y 98,1% en ambos pechos, además de haber observado una superioridad con respecto a los análisis presentados en otros artículos.

Los médicos señalan que su intención en esta investigación era aclarar el rendimiento de la ecografía mamaria como prueba diagnóstica en el estudio de la ruptura del implante de silicona. El estudio se basó en un análisis de tipo corte transversal descriptivo. Los autores incluyeron pacientes con sospecha clínica de ruptura del implante de silicona que tuvieran una ecografía mamaria previa y fueran intervenidas quirúrgicamente para cambiar o retirar el implante.

Los expertos subrayan que la ruptura es una de las principales complicaciones de los implantes de silicona. La mayoría de estas son asintomáticas, por lo que se requieren pruebas complementarias para su diagnóstico. También indican que la ecografía es una prueba habitual y disponible en la mayoría de centros médicos del país.

Los médicos señalan que desde 1960, el uso de los implantes de silicona es habitual en la práctica de la Cirugía Plástica y aunque la satisfacción de los pacientes oscila entre 85 y 95%, la tasa de reintervención en cirugías de aumento primario varía entre el 20% al 36%. Los expertos indican que, si se tiene en cuenta estos datos, el hallazgo del estudio sobre la ecografía mamaria puede tener un gran impacto en pacientes futuras.