La Radiología Intervencionista es una de las “terapias mínimamente invasivas” pues utiliza técnicas poco invasivas como los rayos X, la ecografía, la resonancia magnética o la tomografía computarizada para diagnosticar o tratar un amplio espectro de enfermedades vasculares, asegura la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Desde que el Hospital Gregorio Marañón comenzó su actividad, esta sección ha incorporado todos los procedimientos de la Radiología Intervencionista actualmente establecidos por consenso en la comunidad científica. Actualmente, cuenta con 3 salas de vascular, 4 radiólogos intervencionistas, 3 enfermeras y 3 técnicos, en ambos casos con formación específica en Radiología Intervencionista.

A través de este equipo, se presta asistencia las 24 horas del día durante todos los días del año. En 2016, el Hospital Gregorio Marañón atendió a un total de 5.256 pacientes, de los que el 20% tuvo carácter urgente. Recientemente, el equipo ha incorporado nuevos procedimientos intervencionistas como la revascularización farmacológica y mecánica de la trombosis venosa profunda.

Asimismo, ha incluido el tratamiento de aneurismas abdominales y torácicos complejos con técnicas de fenestración y ramificación, el tratamiento de las malformaciones arteriovenosas y la embolización prostática o de conductos linfáticos, entre otras. Desde sus orígenes, la sección ha publicado investigaciones en 40 revistas internacionales y ha llevado a cabo 55 comunicaciones científicas en congresos internacionales y 168 en nacionales.