Así lo confirma la Consejería de Salud de Andalucía en un comunicado de prensa en el que detalla que 25 menores se han beneficiado de la terapia. Estos habían sido ingresados en las unidades de hospitalización, tenían tratamiento intravenoso domiciliario o tratamientos programados en el hospital de día. Asimismo, los pacientes que tenían un seguimiento a través de consultas externas han podido beneficiarse de la aplicación de la terapia intravenosa ecoguiada.

La terapia intravenosa ecoguiada canaliza vías venosas periféricas y centrales de acceso periférico mediante la técnica ecoguiada en pacientes que requieren tratamientos intravenosos prolongados o que precisan de la administración de fármacos muy agresivos por su elevada osmolaridad. Ejemplo de ello es la extracción frecuente de sangre para controles, ya sea nutrición parenteral, antibioterapia, transfusiones u otros tratamientos específicos.

Seguimiento completo de los profesionales

Según indica la Junta de Andalucía, la canalización de la vía venosa se realiza en el Hospital de Día Pediátrico con la ayuda del ecógrafo o en la propia habitación del paciente. Los profesionales realizan tanto el seguimiento como los cuidados, lo que genera mucha confianza en el paciente y en la familia, y supone un avance cualitativo en la atención. Los médicos valoran las necesidades de cada paciente con un estudio venoso periférico mediante un ecógrafo.

Así, y de manera no invasiva, evalúan los accesos periféricos más adecuados, así como el tipo y duración del tratamiento. En función del tratamiento a infundir, el catéter se alojará en el vaso sanguíneo más adecuado, lo que permite un óptimo funcionamiento del catéter durante largos periodos de tiempo (desde un mes hasta un año).

La terapia intravenosa ecoguiada cuenta con los procedimientos normalizados referentes a la valoración del paciente, recomendaciones para la enfermera referente de planta, así como la utilización del teléfono de contacto con el hospital de día, para consulta de pacientes, cuidadores y personal sanitario.

Esta terapia tiene como “objetivo mejorar la calidad de vida de los pacientes y fomentar la práctica avanzada de los profesionales de enfermería de nuestro centro”, según Cipriano Viñas, director de Enfermería del hospital.