El Hospital Severo Ochoa de Leganés, en Madrid, ha recibido recientemente 4 premios internacionales por trabajos realizados por su servicio de radiodiagnóstico. En concreto, se ha reconocido un caso clínico de patología gastrointestinal y 3 investigaciones vinculadas con estudios radiológicos de cabeza y cuello, tal y como ha informado la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Según el centro, los estudios radiológicos y su correcta interpretación constituyen una información indispensable para llevar a cabo un diagnóstico correcto en muchos casos, así como para realizar el seguimiento de muchos pacientes. Los trabajos premiados pretenden mejorar la fiabilidad y eficacia de esos estudios, con el objetivo de evitar errores y garantizar un tratamiento adecuado.

De esos trabajos del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Severo Ochoa que han obtenido premios, 2 han puesto el foco en la definición y clasificación de errores en las pruebas radiológicas de cabeza y cuello, sobre todo, ya que se trata de una zona compleja debido a su anatomía y la variabilidad de patologías que puede presentar. De hecho, los resultados reflejan que entre el 10 y el 15% de los casos llevan a errores en el diagnóstico.

Los errores en la interpretación de los estudios radiológicos pueden estar relacionados con:

  1. El ambiente laboral.
  2. La carga asistencial.
  3. La presión para obtener resultados rápido.

El tercer trabajo de investigación del Hospital Severo Ochoa premiado se centra en la necesidad para el radiólogo de conocer de manera pormenorizada la musculatura facial y cervical, así como la patología de cabeza y cuello más común. Este estudio ha sido reconocido en el Congreso Americano de Radiología y premiado por la Radiological Society of North America (RSNA) con mención cum laude.

Por último, Paola Barón, residente de cuarto año del servicio de Radiología del Hospital Universitario Severo Ochoa, ha sido reconocida por el American Institute for Radiologic Pathology con el premio al mejor caso clínico presentado en la categoría de patología gastrointestinal por un caso clínico raro que ha tenido una correcta correlación clínica, radiológica y patológica posterior.

Junto a Barón ha trabajado la también residente Alice Pérez De Los Ríos junto a la adjunta de Cirugía María Marqueta y la adjunta de Anatomía Patológica María Teresa Manzano. Asimismo, Barón ha participado en los otros 3 trabajos premiados, con la supervisión de Concepción Ferreiro, adjunta del Servicio de Neurorradiología del Hospital Severo Ochoa.