La reconstrucción computerizada de grabaciones ecográficas realizadas desde el exterior permiten la obtención de imágenes en 3D de las cavidades de los órganos reproductores femeninos sin necesidad de penetrar en el interior de cuerpo. La revista Journal of Ginecology ha recogido estos avances diagnósticos que examinan de forma segura y menos molesta que las tradicionales, según informan desde Mar&Gen (Molecular Assisted Reproduction and Genetics).

Las técnicas que estamos introduciendo en el diagnóstico ginecológico tienen varias ventajas en comparación con los métodos tradicionales. Primero, en casos en los cuales existe una alternativa de endoscopia convencional, las técnicas virtuales son mucho menos molestas para las pacientes y no comportan riesgos asociados con la utilización de rayos X en una región tan sensible como la de la pelvis donde residen óvulos, portadores del ADN transmitido a las futuras generaciones”, aseguró Tesarik.

Tesarik, autor de la técnica, resume que la histeroscopia convencional ya puede ser sustituida por la histeroscopia virtual, una prueba que no precisa sedación ni anestesia y se puede hacer en poco tiempo (entre 5 y 10 minutos). Lo mismo sucede con la histerosalpinografía convencional, prueba para comprobar la permeabilidad de las trompas, que podría ser sustituida por la técnica virtual en menos tiempo del esperado. Para cambiar la cistoscospia convencional que examina la vejiga urinaria, el ginecólogo dio que habría que esperar algo más, ya que estaban seguía en fase de evaluación.

Una alternativa eficaz

Las posibilidades de la endoscopia virtual van más allá de no tener que introducir instrumentos en las cavidades. Esta prueba puede examinar huecos corporales que antes eran inaccesibles con una endoscopia directa; por ejemplo, en la observación de embriones implantados en el útero (embrioscopia virtual), o en la búsqueda de óvulos en los folículos de ovarios bajo estimulación hormonal (aún en fase de ensayo).

“Las imágenes generadas son extraordinariamente precisas y flexibles, y permiten la visualización de estructuras patológicas en diferentes perspectivas y desde puntos de observación libremente elegibles por el observador, lo que no es el caso de las técnicas endoscópicas convencionales. La posibilidad de entrar virtualmente en cavidades y canales no accesibles a una endoscopia directa representan un otro avance importante”, puntualizó el doctor.

La endoscopia virtual, al igual que el resto de pruebas virtuales en 3D de este equipo de especialistas, no exponen al paciente a rayos X, y no precisan inyección intravenosa con contraste, razón por la que son inocuas respecto a la integración del ADN de los óvulos y a riesgos de efectos adversos al contraste.