“Las técnicas diagnósticas disponibles para detectar los coágulos sanguíneos a través de imágenes dependen de diferentes aspectos en función de la zona vascular que se quiera observar. Por eso, puede ser especialmente valiosa una única técnica que permita observar imágenes de la agregación plaquetaria en diversas regiones anatómicas”, asegura Andrew W. Stephens, investigador del estudio.

No modifica su acción en presencia de anticoagulantes

Los investigadores desarrollaron con éxito un nuevo trazador específico de moléculas pequeñas para obtener imágenes a través de tomografía por emisión de positrones (PET) que se unieran con alta afinidad a receptores de la glicoproteína (GP) IIb/IIIa. F18-GP1 mostró una fuerte acumulación en el lugar en el que se concentraban y formaban los trombos y su capacidad de unión no se veía afectada por la administración de anticoagulantes como la aspirina o la heparina, según explican los autores.

“Los anticoagulantes pueden provocar una hemorragia significativa y potencialmente mortal. Hay una necesidad de equilibrar el riesgo de sangrado con el riesgo de coagulación y F18-GP1 podría ayudar en el futuro con esta importante decisión”, recalca Stephens

Debido a que los resultados preclínicos de F18-GP1 han resultado favorables, los investigadores consideran realizar el primer ensayo clínico en humanos. Las conclusiones de este estudio, financiado por Bayer Pharma y Piramal Imaging, han sido presentados recientemente en la Annual Meeting of the Society of Nuclear Medicine and Molecular Imaging (Snmmi).