Valery Naranjo, directora del CVBLab (Computer Vision and Behaviour Analysis Lab)-I3B de la UPV, ha querido dejar claro que su equipo ha sido el creador de una tomografía por coherencia óptica de muy buena resolución que servirá de gran utilidad para la detección temprana del glaucoma.

El sistema Galahad, que es como se llama el método de detección temprana del glaucoma, destaca por incorporar una luz supercontinua con un amplio ancho de banda lo suficientemente importante como para obtener una imagen de alta resolución a un coste más que razonable, según informa la agencia EFE:

"Nuestro objetivo es abaratar costes y conseguir una alta resolución de imagen que ayude al diagnóstico precoz de esta patología. Este sistema es fundamental para segmentar distintas capas de la retina en profundidad y extraer de ellas información sobre su grosor o deformación", explicó Naranjo.

Por su parte, la Asociación Mundial del Glaucoma considera que el glaucoma es la segunda causa de ceguera  en todo el mundo. También aseguran que 4,5 millones de personas, aproximadamente, han perdido la vista por no poder llevar a cabo una detección temprana del glaucoma. En 2020, se prevé que 11,2 millones de personas perderá la vista por esta patología.

Por su parte, Sandra Morales, investigadora del CVBLab, explicó que este sistema de detección temprana de glaucoma servirá para medir las capas de la retina y dar con características importantes que sirvan para la detección temprana de esta patología oftalmológica.

"Ya se han realizado estudios clínicos e indican que el grosor de ciertas capas puede conducir al diagnóstico de esta enfermedad", puntualizó Morales.

El nuevo sistema de detección temprana del glaucoma dispone de un banco de imágenes automatizado de pacientes enfermos y sanos para que el sistema se entrene y aprenda. Los algoritmos creados ayudan a comprender si el paciente tiene o no glaucoma. Las técnicas computaciones utilizadas permiten calcular en poco tiempo y a un bajo coste.