Según ha informado la Generalitat Valenciana, como parte de la reversión de la privatización de las resonancias de La Plana, durante el verano un radiólogo realizará un día a la semana los informes de las exploraciones de resonancia magnética realizadas en esa jornada.

El ritmo irá aumentando paulatinamente, de manera que a mediados de 2018 la privatización de las resonancias quede revertida por completo y el servicio (dentro del cual trabajando una docena de radiólogos en estos momentos) realice todas las pruebas y elabore los informes correspondientes.

Este proceso se enmarca dentro del modelo c, una de las posibilidades que ofrece el concierto, que permite la implantación progresiva del conocimiento, la gestión de la agenda y, en definitiva, la internalización de la resonancia magnética en los distintos departamentos. Ya se ha implantado en Gandía, Sagunto, Castellón, Elche, Alicante, Alcoy y el Hospital Clínico de Valencia.

Dentro del proceso de reversión de la privatización de las resonancias, los radiólogos de La Plana se encargarán de actualizar al resto de especialistas para que adapten sus conocimientos a los equipos existentes. El equipo de resonancia magnética mantendrá su actual ubicación y el diagnóstico ganará en eficacia, ya que el mismo profesional completará todo el procedimiento.