Según informa la agencia EFE, el trabajo forma parte de la tesis doctoral del ingeniero informático Asier Marzo. El pamplonés ha sido el encargado de liderar la investigación, desarrollada en colaboración con las universidades británicas de Bristol y Sussex y la empresa Ultrahaptics.

En una nota de la UPNA, el propio Marzo explica que el rayo tractor es “un haz acústico que genera un campo de fuerza capaz de atrapar y levantar objetos desde la distancia y sin contacto y, además, las partículas se pueden atraer hacia la fuente de emisión”; un concepto que ha sido utilizado por los escritores de ciencia ficción y en películas, y que fascina a científicos e ingenieros.

En este caso, el trabajo ha permitido construir un rayo tractor funcional que ha utilizado, por primera vez, ondas sonoras de alta intensidad que pueden atrapar y mover objetos pequeños. Esta tecnología tiene un gran potencial en el ámbito de la Medicina, ya que “el sonido viaja a través del agua y del cuerpo humano”.

Esto hace posible “manipular desde el exterior partículas que se encuentran dentro de nuestro cuerpo”. “Estas partículas podrían ser piedras en el riñón, pequeños instrumentos quirúrgicos, coágulos de sangre o cápsulas con medicamentos”, apunta el investigador, mencionando un campo donde ya se está trabajando con ultrasonidos.

La Universidad de Washington, en colaboración con la NASA, está desarrollando un dispositivo portátil para detectar y pulverizar piedras del riñón sin necesidad de radiografías ni cirugía. La idea es poder utilizar dicha tecnología en el espacio, donde el tratamiento puede ser complicado.