Científicos de la Universidad Técnica de Munich (TUM) han desarrollado un sistema nano-TC (tomografía computarizada) capaz de generar muestras tridimensionales de tejido sin necesidad de realizar los cortes y tinciones propios del análisis histológico tradicional. Según publica la revista Proceedings of the National Academy of Science of the United States of America (PNAS), el método ya ha sido ensayado en riñones de ratón.

A la hora de desarrollar el sistema nano-TC, la química Madleen Busse y su equipo, encontraron 2 grandes obstáculos; por un lado, la baja resolución de los escáneres convencionales y, por otro, la dificultad de examinar tejido blando. “Para hacerlas visibles en la TC las muestras deben ser teñidas, pero este tinte, es altamente tóxico, requiere mucho tiempo de aplicación y, a veces, modifica el tejido hasta el punto de imposibilitar un análisis posterior”, explican.

El sistema nano-TC utiliza como método de tinción la eosina. Este colorante estándar en el muestro de tejidos era, hasta ahora, inadecuado para la TC; sin embargo, “nuestro enfoque incluyó el desarrollo de un pretratamiento especial para que podamos usar eosina de todos modos”, resume Busse, “la tinción es tan eficiente que también se adapta a los tiempos y flujos de trabajo clínicos cotidianos”, asegura el autor.

El siguiente paso, tras haber demostrado con éxito la generación de imágenes 3D de riñón de ratón, es aplicar la nano-TC en tejido humano. Sin embargo, admiten los científicos, “la histología mediante TC aún no está preparada para reemplazar a los métodos tradicionales, a corto plazo”. No obstante, el nuevo sistema sí puede comenzar a utilizarse en investigación médica básica, proponen, “la nano-CT podría aportar nuevos conocimientos sobre los orígenes microscópicos de enfermedades generalizadas como el cáncer”.