La técnica consiste en un examen no invasivo e indoloro de la cavidad uterina, con el que se consigue diagnosticar patologías uterinas con más facilidad, menos coste y más precisión en ccomparación con las técnicas actualmente disponibles.  El director de la Clínica MAR&Gen y uno de los autores del trabajo, el doctor Jan Tesarik, ha explicado que “con esta técnica ya no es necesaria ni la inserción de instrumentos a la cavidad uterina ni la exposición de la paciente a la radiación ionizante”.

Según explican los médicos, en la mayoría de los casos se usa una técnica conocida como histeroscopia convencional, que permite la visualización del interior de la cavidad uterina mediante la inserción de un instrumento óptico dentro de la cavidad. Esta inserción se puede realizar con una sedación profunda de la paciente, que aumenta el coste, o sin sedación, lo que provoca dolor.

“Nuestra técnica permitirá la detección de patologías como anomalías de la cavidad uterina, que son causas frecuentes de infertilidad y aborto, o pólipos; con más facilidad y mejor precisión, con menos sufrimiento y menos coste”, ha dicho Tesarik. Desde la clínica MAR&Gen han explicado que los últimos avances en la tecnología de ecografía 3D y 4D, y los nuevos programas de procesamiento digital de imágenes, hacen posible reconstruir virtualmente la realidad espacial de la cavidad uterina.