Según informa la agencia EFE, después de 4 años de trabajo, los científicos han perfeccionado las técnicas de uso de estos nuevos marcadores ecográficos hasta conseguir diferenciar con exactitud los músculos sanos de los afectados por la ELA. Los resultados se han publicado en la revista Ultrasonic Imaging.

En una primera fase, el equipo dirigido por el doctor de la Ucam Jacinto Javier Martínez descubrió posibles aplicaciones de la ecografía neuromuscular para conocer con mayor detalle las cualidades de los músculos posiblemente afectados respecto a sujetos sanos. Ahora, se está evaluando la precisión de los nuevos marcadores en pacientes con ELA del citado hospital.

Los nuevos marcadores de ELA permiten acelerar el proceso diagnóstico y realizar un seguimiento de la enfermedad a largo plazo a través de una ecografía convencional. En la investigación han colaborado también la Universidad de Murcia y la Universidad Antonio de Nebrija.