Omniscan® (gadodiamida) dejará de comercializarse el próximo 12 de marzo por el riesgo de formación de depósitos cerebrales de gadolinio que supone su administración como contraste en pruebas de resonancia magnética en adultos y niños. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) cumple así con la decisión de la Comisión Europea de retirar la autorización a los agentes de contraste que contuvieran el citado metal.

Tal y como ha informado la agencia, el riesgo de formación de depósitos cerebrales de gadolinio después de su administración llevó a las autoridades comunitarias a revisar el balance beneficio/riesgo de los agentes de contraste con gadolinio. Se concluyó que los contrastes de tipo lineal conllevan más riesgo, ya que liberan gadolinio en mayor medida que los agentes macrocíclicos.

Esto llevó al Comité europeo para la evaluación de riesgos en farmacovigilancia (PRAC) a recomendar la suspensión de la autorización de comercialización de los medicamentos con gadodiamida, gadoversetamida y ácido gadopentético. En noviembre, la Comisión Europea ratificó la suspensión de la autorización de comercialización en Europa de esos medicamentos, entre los que se encontraba Omniscan®.

Omniscan® es el único agente de contraste disponible actualmente en España que contiene uno de los principios activos mencionados. A partir del próximo 12 de marzo, dejará de comercializarse. A partir de ese día, no se podrá administrar en ningún centro. Aquellos hospitales que tengan existencias de Omniscan® disponibles podrán devolverse al laboratorio mediante los canales habituales.