Las redes sociales podrían estar cambiando la manera en que circula la información médica gratuita, según investigadores de la Johns Hopkins University (Estados Unidos), que han publicado un artículo en Journal of the American College of Radiology sobre el papel para la educación global de herramientas como Facebook, Twitter e Instagram.

“Los estudiantes y aprendices, que representan el futuro de la profesión médica, dependen en gran medida de estas plataformas”, señalan los autores, de acuerdo con los cuales los educadores médicos deben dominar las redes sociales para proporcionar de forma fácil difusión gratuita de conocimientos a escala internacional.

Tal y como recoge Radiology Business, los investigadores analizaron CTisus.com, un sitio web cuyo objetivo principal es educar al público sobre tomografía computarizada, para medir el impacto que las redes sociales pueden tener en los recursos médicos. Esta plataforma usa Instagram, Twitter y, sobre todo, Facebook para impulsar su contenido.

En concreto, CTisus publica entre 15 y 20 veces al día en Facebook imágenes médicas, casos de tomografía computarizada, consejos o artículos actuales, entre otros contenidos, que incluyen música, política o cultura.

“Las redes sociales se han utilizado desde 2009 como la principal herramienta para crear conciencia de marca, atraer a nuevos usuarios al sitio web y comprometerse con los usuarios”, aseguran los autores, según los cuales Twitter es quizás la herramienta más útil por su naturaleza, que obliga a ir al grano.

Por su parte, CTisus usa Instagram para compartir lo que mejor sabe la Radiología: imágenes. “Para CTisus, las redes sociales han demostrado ser inestimables para expandir el alcance y lograr nuestra misión de distribución de contenido mundial”, concluyen los autores del artículo.