Los autores del estudio, publicado en la revista Rheumatology, realizaron resonancias magnéticas de manos y pies a 589 pacientes de la Leiden Early Arthritis Clinic que padecían artritis temprana y a un grupo de control sano. De todos ellos, 229 padecían artritis reumatoide, 201 sufrían una artritis no determinada y 159 tenían otro tipo de dolencia artríticas.

El 14% de los pacientes de artritis indeterminada desarrolló artritis reumatoide y, de estos, el 37% comenzó un tratamiento contra dicha patología. El desarrollo de la artritis reumatoide, de forma independiente a la edad del sujeto y a otros tipos de inflamación detectadas por las resonancias, se asoció a tenosinovitis, también detectada mediante resonancia.

Dentro de los pacientes con artritis indeterminada, el valor predictivo negativo de la tenosinovitis fue del 95% y, el positivo, del 25%. Por otro lado, en los pacientes con artritis indeterminada y oligoartritis -de los cuales el 18% desarrolló artritis reumatoide- el valor predictivo positivo fue del 36% y, el negativo, del 98%.