El objetivo de este congreso es que la ecografía sea considerada como una herramienta clínica más que como una prueba complementaria. Con ello, se pretende aumentar el rendimiento diagnóstico hasta en un 40%, tal y como señalan la mayoría de los estudios publicados hasta la fecha.

La ecografía permite correlacionar la imagen con la situación clínica del paciente y poder realizar más estudios fisiopatológicos que etiológicos. Recientemente, los ultrasonidos se aplican a otros escenarios clínicos en pacientes críticos.

Además de permitir el manejo hemodinámico del paciente, se utiliza como guía en técnicas invasivas, así como en el diagnóstico diferencial de la disnea, en el manejo del paciente neurocrítico, en bloqueos anestésicos regionales, en el manejo de la vía aérea, en el manejo perioperatorio con sonda transesofágica, y en prescindir de la ventilación mecánica.

Esta reunión pretende actualizar el estado y aplicación de esta técnica para todos aquellos profesionales que trabajan en las áreas de manejo del paciente crítico y que tienen conocimientos de ecografía básica.